V Reunión del Grupo Aragonés de Investigación en Psicodermatología
“Cuando la persona enferma, afecta al cuerpo, a las emociones y las cogniciones. Por eso, además de tratar su piel, hay que preguntarle sobre cómo le afecta su enfermedad a su vida”.
Los días 8 y 9 de febrero se desarrollaba en el Hotel Vincci de Zaragoza la quinta edición de la Reunión del Grupo Aragonés de Investigación en Psicodermatología (GAI+PD).
 
Un acto que contó con la presencia de Lucía Tomás, presidenta del Colegio Profesional de Psicología de Aragón, junto a Concepción Pilar Ferrer Novella, presidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza y Servando E. Marrón, dermatólogo en el Hospital Royo Villanova y miembro organizador del evento.
 
Tomás hizo hincapié en la importancia de su labor profesional. “Las reuniones multidisciplinares nos enriquecen y amplían nuestra mirada. Es importante el trabajo interdisciplinar, en este caso la dermatología de mano de la psicología. En esta reunión se van a tratar enfermedades crónicas de la piel, enfermedades que pueden afectar negativamente la calidad de vida”, explicaba.
 
Tomás también destacó las consecuencias que una enfermedad de la piel que se cronifica pueden tener sobre la salud mental de cualquier paciente: “Cuando la persona enferma, afecta al cuerpo, a las emociones y las cogniciones. Por eso, además de tratar su piel, hay que preguntarle sobre cómo le afecta su enfermedad a su vida”. Y, para ello, los profesionales que integran el colectivo de la dermatología tienen un papel fundamental, ya que pueden interesarse por el impacto emocional que supone la enfermedad en los pacientes y mejorar, así, su calidad de vida.