Día Mundial de la Lucha contra la Depresión
El COPPA reivindica la importancia del cuidado emocional, poniendo el énfasis en el valor de sensibilizar, orientar y prevenir a la población sobre la depresión.
Como cada año, el 13 de enero se celebra el Día Mundial de Lucha contra la Depresión, un trastorno mental que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo. Es considerada como la primera causa mundial de discapacidad y que incide notablemente en las tasas de mortalidad y morbilidad. La depresión no entiende de género ni edad, impacta a personas de todas las edades y de manera muy significativa a adolescentes y personas de la tercera edad.
Y es que, en los últimos años, la juventud se ha convertido en la población diana de los trastornos mentales, que se están reproduciendo al alza entre este colectivo con hasta un 20% más de atenciones en un año por algún tipo de trastorno en Aragón, según publicaba El Periódico de Aragón en un reportaje con motivo del Día Mundial de la Salud Mental. Una cifra que se ha visto muy incrementada debido a la pandemia.
"La crisis sanitaria ha puesto en evidencia que la Salud Mental es importante, tanto como la física. El problema es que, hasta ahora, no había recibido la atención que requería. Sin Salud Mental, no hay salud", asegura Santiago Boira, presidente del Colegio Profesional de Psicología de Aragón (COPPA). Por eso, en este día, el colectivo profesional reivindica la importancia del cuidado emocional, poniendo el énfasis en el valor de sensibilizar, orientar y prevenir a la población a nivel mundial sobre la depresión, cuyas cifras aumentan de manera desproporcionada.
Aunque cada caso es un mundo, Boira recuerda que, entre los principales rasgos característicos de la depresión, destacan "una profunda tristeza, la pérdida de interés en las actividades de la vida cotidiana -fenómeno conocido como anhedonia-, falta de concentración, sensación de cansancio, aislamiento, trastornos del sueño o apetito", advierte.
Un trastorno mental que, tras su oportuno diagnóstico, siempre va a requerir de atención especializada. "No hay psicólogos y psicólogas en Atención Primaria. Aragón presenta una de las ratios más bajas de España, con cuatro profesionales de la psicología cada 100.000 habitantes en los Servicios de Salud Públicos, lejos de los nueve de Cataluña y de las recomendaciones de la Unión Europea", concluye Boira.