Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina (MGF)
El COPPA insta a la reflexión y al diálogo sobre la grave problemática de la MGF, es fundamental sensibilizarse y tomar medidas para prevenir y abordar esta violación de los derechos humanos.
El abordaje psicoterapeútico y el acompañamiento psicológico en la mutilación genital femenina requieren como primer paso que los y las profesionales RECORDEMOS en nuestra intervención con una mujer nacida o con familia en una zona en la que se practica, que la mutilación genital femenina EXISTE.
La mutilación genital femenina es una práctica que altera o lesiona los genitales femeninos por motivos no médicos. Es una violación de los derechos humanos, con graves consecuencias a nivel físico y psicológico para sus víctimas.
Aunque su práctica está disminuyendo gracias a las organizaciones comunitarias locales, los gobiernos y programas gestionados por Naciones Unidas y Médicos del Mundo, entre otros, sigue existiendo un alto riesgo para las mujeres nacidas en las zonas con alta prevalencia y sus hijas, aunque residan en Europa.
Las consecuencias psicológicas a largo plazo pueden ser estrés postraumático, desórdenes del sueño, pesadillas, falta de apetito con posible aumento o pérdida de peso, falta de autoestima, dificultades para la concentración y el aprendizaje, depresión, ansiedad, ataques de pánico, somatizaciones, fobias, sentimientos de humillación y traición, terror, sentimientos de sentirse incompleta, sentimientos de rabia, miedo, dolor, apatía, inhibición, vergüenza, fatiga, tristeza, problemas de identidad y rechazo a su comunidad por parte de las niñas y adolescentes migrantes, con implicaciones importantes en su sexualidad a lo largo de toda su vida.
La prevención e intervención de la MGF desde todos nuestros ámbitos de intervención, implica tomar la iniciativa abordando la sexualidad y la mutilación desde la naturalidad y el respeto; ofreciendo información y asesoramiento. Nuestra actitud tiene que ser firme ante las consecuencias negativas,  empatizando con las familias, pero no revictimizando con muestras de sorpresa, horror o compasión. Utilizando su lenguaje y partiendo de su realidad, valores y costumbres; aprendiendo de su cultura y modo de relaciones, y qué mecanismos mantienen esta tradición, para poder acompañar  en el cambio.
Conozcamos y apliquemos el PROTOCOLO PARA LA PREVENCIÓN Y ACTUACIÓN ANTE LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA EN ARAGÓN.

Grupo de Trabajo de Igualdad de Género del COPPA